El sótano y la azotea de Sanborns

Todo mundo tenía miedo de ir, por la papelería y las notas de Sanborns, al sótano. Y yo siempre me acomedía a ir por esa papelería y les decía: “¡Yo voy! ¡Yo voy!”, porque me gustaba mucho recorrer los cuartos que estaban en el sótano; prendía las luces y veía unos marcos de madera muy antiguos y me preguntaba cómo serían las puertas y ventanas de aquel tiempo…
Al recorrer el área hasta el cuarto final, había una pared con un hueco tapado con blocks y cemento, que daba hacia la calle Morelos. Al ver eso, me preguntaba si realmente existiría el Túnel de la Catedral al Obispado y del Obispado al Río Santa Catarina y si ese hueco era una conexión a ese túnel… Nunca me asustaron, ni nada por el estilo ahí.
Tiempo después, al sótano lo hicieron cisterna.

1966, Foto que me tomó el Jefe de Mantenimiento Sr. Rafael Serna, en la Azotea de Sanborns de Morelos y Escobedo en Monterrey, N.L.

También me gustaba ir a la azotea de Sanborns por las servilletas, ya que ahí era donde estaba la lavandería. Me paraba a la orilla de la barda de la azotea para ver las calles de Morelos o Escobedo, que en ese entonces (1966), había tráfico por Morelos.

One thought on “El sótano y la azotea de Sanborns

  • October 17, 2012 at 8:26 am
    Permalink

    que buenos recuerdos….que sigan, que sigan esas anecdotas, por favor.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *