El primer sueldo que recibí y la agente aduanal

Siempre tengo en mi memoria el primer sueldo que recibí. Mi hermana Miriam, quien ella estaba en el turno de día, llego al vestidor y me dijo:
-Dame el sobre de tu sueldo. Y se lo di.
Cuando me enviaban a cubrir la barra en descansos de las compañeras o a la hora de su cena, las propinas que recibía se las daba mi mamá y así fue durante los 25 años que trabaje para Sanborns, que por cierto, nunca conté cuánto era de propinas. Y las utilidades o aguinaldo eran para mi madre. En Navidad recibía muchos regalos de las clientas y clientes, algunos me daban dinero y todo se lo daba a mi mamá y ella me compraba ropa o me daba para el camión.
Me siento muy satisfecha de cumplir con mi familia.

En ese entonces el dólar estaba a 12 .50 pesos y mamá se iba a Laredo Texas a comprar cosas para vender a las vecinas. Nos daba risa que si le costaba algo 2 dolares mamá lo vendía a 30 pesos y le decía mi padrastro: -Mujer no te ganas nada… A lo que le contestaba mi madre: -Me entretengo déjeme…

Cierto día me dijo mama: -Mañana que descansas me acompañas a Laredo y asi fué; de regreso al pasar la aduana de Laredo Mexico la Srita. agente de la aduana le dice a mamá: -Pase por aquí para revisarle las bolsas que eran muy grandes y yo traía otras dos bolsas también, como mamá no escuchó y yo bajaba del autobus le dije: -Mamá le hablan y al levantar la vista vi que era una clienta que yo atendía en Sanborns, la agente me reconoció también y dijo: -Sigan adelante… y no nos revisó. Al casarme y tener a mi primer hija la agente me regalo un cobertor, que aún conserva mi hija y le sirve a mi nieta, hermosos recuerdos…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *