De camino a Sanborns

Ese primer año de trabajo (1966), de camino rumbo a Sanborns desde la casa, me gustaba irme por la calle Morelos, desde la Calle Mina, porque en la Calle Dr. Coss pasaban los camiones rayados que circulaban por todo el centro y siempre me recordaban mi niñez, de la época de cuando ibamos a cobrar la pensión que mi papá nos daba por semana de Fundidora. Recuerdo que la pensión era de 30 pesos las primeras tres semanas y la cuarta semana 37.50 pesos.
Al cruzar la calle Dr. Coss, estaba la Panadería el Nopal, que no estando Sanborns, era el pan más sabroso de Monterrey.

5 thoughts on “De camino a Sanborns

  • October 19, 2012 at 7:48 pm
    Permalink

    No pude evitar seguir leyendo anecdotas, y obtener de ellas algunas emociones, sin embargo estas emociones ya las habia experimentado, y no cabe duda de que sus publicaciones cumplen su cometido en transmitir asombro y curiosidad por como era la vida en aquellos años y también como se parece a nuestras experiencias propias, algunas experiencias nos acercan a la oportunidad de cambiar nuestras vidas o simplemente enriquecerlas; lamentablemente somos pocas las personas que nos percatamos de eso y se nos escapan de las manos oportunidades y/o simplemente momentos que enriquecen nuestra vida y que parecieran irrepetibles. Yo también soy regio y le mando mis mas coordiales saludos. Pasenla bonito todos mis regios!!

    Reply
    • December 12, 2015 at 11:10 pm
      Permalink

      Que bueno que le haya gustado, perdone que no haya contestado antes pero me enfermé y estoy en tratamiento. Muchas gracias por su visita. Y felices fiestas.

      Reply
  • August 11, 2015 at 11:29 am
    Permalink

    Te felicito por tu aportación, saber de tu vida, en ese NMonterrey que yo también viví, es sumamente gratificante, yo nací en el 1960, y el pan del nopal nos llegaba en un panadero en bicicleta, tu vida en ese monterrey y en ese restaurante es mas importante, que la vida hueca que se publica hoy en Facebook, sigue contándonos hisotrias

    Reply
    • December 12, 2015 at 11:12 pm
      Permalink

      Muchas gracias! Inolvidable el panadero con su canasto en la cabeza. Perdon por no haberle contestado antes, me enfermé, me operaron y estoy en tratamiento, felices fiestas.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.